ÉRASE UNA VEZ LA VIDA

Soy parte del Programa de Afiliados de Amazon. Esto significa que si haces clic en uno de esos enlaces y terminas comprando algo yo obtengo una pequeña comisión.

  • Tipo de juguete: Juego de Mesa Educativo
  • Edad recomendada: A partir de 6 años
  • Certificado de sostenibilidad: Climate Pledge Friendly
  • Marca: Educa
  • Tema: Educativo
  • Material: Cartón
  • Color: Multicolor
  • Componentes incluidos: Tablero

¿Te has detenido alguna vez a pensar en el poder que tiene el juego en la educación de nuestros hijos? El juego puede ser una forma efectiva y emocionante de aprender, especialmente cuando se trata de temas tan complejos y fascinantes como la anatomía y la biología. Hoy, quiero hablarte de un juguete que ha logrado combinar la diversión con el aprendizaje de la manera más magistral: «Érase una vez la vida», un juego de mesa familiar educativo de Educa.

Imagínate un día lluvioso, tus hijos están en casa y buscan algo que hacer. Sacas de la estantería «Érase una vez la vida» y ves cómo sus ojos se iluminan. Abres la caja y dejas que la aventura comience. El tablero se despliega y sus coloridas ilustraciones atraen la atención de los pequeños. Se sientan alrededor de la mesa, toman sus peones y la emoción llena la habitación.

A medida que el juego avanza, tus hijos se sumergen en un viaje de descubrimiento a través del cuerpo humano. Más de 300 preguntas sobre anatomía y biología despiertan su curiosidad y les retan a poner a prueba sus conocimientos. Cada respuesta correcta les lleva un paso más cerca de la victoria, pero lo que realmente están ganando es algo mucho más valioso: conocimiento.

Pero «Érase una vez la vida» no solo es un juego de mesa educativo, es también un juguete sostenible. Cada componente, desde el tablero hasta las tarjetas de preguntas, está hecho de cartón reciclable. Al elegir este juego, no solo estás proporcionando horas de diversión y aprendizaje a tus hijos, sino que también estás contribuyendo al cuidado de nuestro planeta.

Además, este juego viene con el certificado «Climate Pledge Friendly», lo que significa que cumple con ciertos estándares medioambientales. Al seleccionar este juguete para tus hijos, estás ayudando a proteger nuestro planeta para las futuras generaciones. Y te preguntarás, ¿qué mejor manera de enseñar a los niños sobre la anatomía y la biología que a través de un juguete que también les enseña a cuidar el medio ambiente?

En resumen, «Érase una vez la vida» es más que un simple juego de mesa. Es una herramienta educativa, una aventura lúdica, y un paso hacia un futuro más sostenible. Así que, la próxima vez que busques un juguete educativo y sostenible para tus hijos, considera «Érase una vez la vida». Porque, después de todo, ¿qué podría ser mejor que aprender jugando?